Cómo limpiar la casa para evitar alergias

Cuidar el ambiente donde vivimos nos ayudará a evitar ciertas enfermedades, por eso te enseñaremos cómo limpiar la casa para evitar alergias. En www.karcher-tienda-tmg.com sabemos lo importante que es la higiene en el hogar. Por eso decidimos traerte estos consejos que seguro te serán muy útiles.


Alergia al polvo: un problema común

El polvo doméstico es uno de los principales factores alérgicos en adultos y niños. Este elemento está compuesto por materia orgánica e inorgánica que incluyen esporas de hongos, residuos de piel, bacterias y ácaros.

Los ácaros del polvo son los principales alérgenos, son muy pequeños y resulta imposible eliminarlos por completo del hogar. Sin embargo, con los hábitos de higiene adecuado se reducirá su presencia en el ambiente doméstico. Asimismo, disminuirán los síntomas de alergia respiratoria.

Algunas zonas de la casa son más propensas a acumular polvo y ácaros que otras. Los factores que favorecen su presencia son la temperatura y altos niveles de humedad. Todos aquellos elementos de tela que tengamos en tu hogar pueden ser un buen ambiente para los ácaros: muebles, colchones, cortinas, peluches, etc. Lo cual no significa que debes eliminarlos, sino mantenerlos siempre limpios.

A veces en la rutina de limpieza dejamos de lado algunas áreas como debajo de los muebles, la cama o estantes. Con el tiempo la cantidad de polvo que se acumula en estos sitios es capaz de desencadenar síntomas de alergia.

Si tienes mascotas en casa también es posible que algún miembro de tu familia desarrolle hipersensibilidad a los pelos del animal. Por estos motivos es importante mantener la casa limpia. En caso de que alguien sufra de alergias constantes, las rutinas de limpieza tienen que ser más seguidos.

Tener una aspiradora con filtro de agua será una de las mejores inversiones que puedas hacer. Cuando hay una persona alérgica en casa, lo mejor es evitar barrer con escobas. Las aspiradoras atrapan el polvo sin devolverlo al ambiente, por lo tanto son más convenientes. Y los filtros de agua son mejores que las bolsas regulares, debido a que en estas tienden a multiplicarse los alérgenos.

Cómo limpiar la casa para evitar alergias

retirar el polvo

Para tener una casa a prueba de alergias hay que limpiar con regularidad y ventilarla para evitar que se acumule el polvo y la aparición de humedades. Hay que prestar especial atención a las habitaciones en donde pase más tiempo la persona que sufra de alergias.

Limpiando un poco cada día no se acumulará mucha tarea y solo tendrás que dedicar algunos minutos diarios. Algunos consejos básicos que deberás tener en cuenta son los siguientes:

  • Arma un kit de limpieza que incluya toallas de microfibra, guantes, cepillos, bolsas de basura, limpiadores y aspiradora. Puedes probar un aspirador multiuso que te ayudará en varias tareas de la casa.
  • Utiliza la aspiradora para limpiar el suelo, los muebles, las cortinas, cojines y todos los rincones donde suele acumularse más el polvo.
  • Puedes sustituir los limpiadores por productos caseros. El vinagre, el limón y el bicarbonato de sodio son excelentes para limpiar y no dejarán trazas químicas en el aire que empeoren los síntomas de alergia respiratoria.
  • Utiliza una toalla húmeda para retirar el polvo de las superficies que vayas a limpiar. Este lo atrapará y evitará que regrese al ambiente.
  • Los textiles, incluyendo la ropa, debe lavarse con agua caliente para eliminar los ácaros.
  • Es mejor limpiar durante el día ya que así puedes permitir que entre la luz del sol. Esta es otra manera de acabar con los ácaros.
Si tienes dudas sobre los productos de limpieza para el hogar, consulta nuestro catálogo y fíjate todas las opciones que ofrecemos para mantener tu casa impecable.

Veamos cómo eliminar ácaros en cada uno de los espacios de tu casa.

Limpiar la cocina y el comedor

En esta parte de la casa el polvo no es el único elemento de riesgo para las personas alérgicas. Es necesario mantenerla muy limpia en todo momento. Cada vez que la uses lava los platos y todos los utensilios que utilices y guárdalos en el lugar que corresponda.

Mantén también el lavaplatos y los grifos limpios. Después de usarlos, sécalos para evitar la aparición de hongos. En el caso de los gabinetes y gavetas no tienes que limpiarlos a diario, pero hazlo al menos una vez a la semana.

La encimera, en cambio, límpiala con un trapo húmedo después de usarla. De esta manera eliminarás los restos de comida que hayan podido quedar sobre ella.

El refrigerador también tienes que limpiarlo con regularidad para descartar la comida descompuesta y eliminar el exceso de humedad. Los armarios, el microondas y el exterior de la nevera los puedes limpiar también con un trapo húmedo.

Cuando la humedad es un problema en la cocina aumenta el riesgo de que aparezcan hongos. Lo mejor en estos casos es instalar un extractor.

En el comedor limpia bien la mesa después que la hayan usado. Cambia el mantel con regularidad y lávalo en agua caliente. Las silla y otros elementos de decoración los puedes limpiar con un trapo, pero si tienen algún tipo de textil, dales una pasada con la aspiradora.

Limpiar los dormitorios

El dormitorio es el lugar donde dormimos y descansamos. Al mismo tiempo es ambiente propicio para que se acumule el polvo. Los colchones, almohadas y las cortinas son ideales para que crezcan los ácaros.

Si sufres de alergia a los ácaros puedes combatirla lavando con frecuencia la ropa de cama en agua caliente. Ten en la habitación solo las cosas necesarias, en la medida que acumules objetos, aumentará la cantidad de polvo. Ventilala cuando la limpies y airea los colchones.

Los muebles, armarios y espejos los puedes limpiar con un trapo. Para el piso utiliza una aspiradora, también la puedes pasar por las paredes para eliminar el polvo de ellas.

Para las personas alérgicas es recomendable el uso de colchones y almohadas de goma espuma, látex o material acrílico. También hay fundas antiácaros que impiden que se acumule el polvo en ellos.

Limpiar el baño

El peligro en los baños se debe a que en este lugar se acumula mucha humedad, creando el ambiente propicio para la aparición de hongos. Tienes que limpiarlo con frecuencia para evitar el exceso de humedad.

Tener ventilación natural en este lugar es lo mejor, pero si no es posible, instala un deshumificador.

Con un paño y limpiador especial para el baño, limpia la bañera o ducha, el lavabo, bidé y váter. Utiliza trapos distintos para evitar contaminación cruzada. También debes mantener limpios los azulejos, las cortinas o puertas de vidrio o fibra de vidrio.

Evita tener alfombras en el baño y en las paredes es preferible tener azulejos antes que el papel tapiz.

Si detectas que hay alguna gotera, pide a un experto que la repare.

Salón y oficina

Tal y como hemos sugerido para el resto de las habitaciones, comience por ventilar estos lugares. En épocas de frío, en las que no sea posible mantener puertas y ventanas abiertas por mucho tiempo, puede abrirlos por unos minutos y colocar un ventilador para ayudar a que el aire circule mejor.

Retire el polvo de todos los muebles y elementos decorativos con un trapo húmedo. Pase la aspiradora por los sofás, sillas y sillones. Si tiene cojines, lávelos aparte, pero si son muy delicados pase también la aspiradora sobre ellos. Igual que los colchones, también puede airear los cojines y almohadones.

En estas áreas es común que haya muchos cables por el ordenador, lámparas, televisor, equipo de sonido y otros aparatos eléctricos que tenga. No descuide estos objetos, también debe limpiarlos bien, en especial los cables que son unos de los lugares más olvidados durante la limpieza del hogar.

Otras consideraciones para evitar alergias en casa

No es extraño que, aun sin quererlo, nosotros mismos creemos el ambiente propicio para que alguno de nuestros familiares sufra por la acumulación del polvo. Si sabemos que alguno de los habitantes es alérgico, es mejor prevenir antes que se presente una situación de riesgo.

Es preferible eliminar las alfombras de la casa, en especial si son de pared a pared porque son aún más difíciles de limpiar. Lo mejor son los suelos de madera o cerámica.

Para las paredes optemos por pintarlas, en lugar de utilizar papel tapiz, porque este no solo acumula más polvo, sino que aumenta el riesgo de humedad.

Los libros, cojines, peluches y el exceso de mobiliario contribuyen con el problema. Si no puede eliminarlos, asegúrese de mantenerlos siempre limpios.

Tampoco tenga en casa muchas plantas porque estas pueden favorecer la aparición del moho.

Evite fumar dentro, para mantener los espacios libres de humo de tabaco. En este caso no solo tendrá que eliminar el olor del humo, sino que los productos químicos que utilice para este fin también pueden dejar olores fuertes que perjudican la salud de la persona alérgica.

Esperamos que con estos consejos hayas aprendido cómo eliminar ácaros y cómo limpiar la casa para evitar alergias. Esperamos leer tus comentarios sobre este tema y que nos comentes cómo haces para mantener tu casa limpia. Contáctanos si quieres saber más sobre nuestros productos de limpieza.

como limpiar casa evitar alergias infografia

Fuente infografía


Usamos cookies de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y obtener estadísticas anónimas. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK Más información